Apadrina a Rambo

Apadrina a la tortuga marina Rambo y contribuye a la conservación de una especie en peligro de extinción

Una de las mejores maneras de ofrecernos tu colaboración es haciéndote padrino o madrina de una de las tortugas. Tus aportaciones anuales nos permitirán hacer planes de futuro.
Unos planes que nos permiten hacer previsiones a largo plazo, ya que las tortugas pueden superar los 90 años de vida.

¡IMPORTANTE! Esta modalidad de apadrinamiento está dirigida a personas físicas (particulares). Si eres una empresa y quieres colaborar con nosotros, consulta nuestra página sobre Responsabilidad Social Corporativa y ponte en contacto con nosotros.

¡Ayuda al CRAM en la conservación de las tortugas marinas! ¡Apadrina una tortuga!

Borrar

Nº Referencia: apadrina_rambo-es-1 Categorías: ,

Descripción

Unos ciudadanos que estaban navegando por Segur de Calafell se encontraron con una tortuga marina enmallada en una red de pesca. Llamaron al 112 para dar el aviso y activaron al equipo de Clínica y Rescate de la Fundación CRAM para que fuera a la zona.

La tortuga presentaba un enmalle en las dos aletas del lado izquierdo que, además, le habían provocado heridas por la presión ejercida al, probablemente, intentar ella misma liberarse de la red sin éxito. Lo más impresionante de esta tortuga es que presentaba una amputación de las dos aletas del lado derecho.

Las artes de pesca abandonadas son una de las amenazas para las tortugas marinas, al provocarle enmalles si se enredan en las aletas o en el cuello. Las tortugas marinas necesitan de sus aletas no solo para tener una flotabilidad y natación correcta sino también para reproducirse.

A pesar de todos los males e impedimentos con los que se ha encontrado la tortuga Rambo es un animal que se recuperó rápido de las heridas que le produjo el enmalle y que poco a poco ha ido ganando confianza. Ya no tiene miedo a sumergirse en profundidad, permanece en el fondo de su tanque para descansar y se desplaza por todo su tanque para capturar la comida que le ofrecen los voluntarios del centro.

¿Por qué creéis que no puede regresar al mar? Aunque Rambo es todo un ejemplo de fuerza y perseverancia, al faltarle las dos aletas de un mismo lado presenta problemas para nadar y le cuesta llegar al alimento. Por eso permanecerá en el Centro de Recuperación recibiendo toda la atención que necesita por parte del personal y voluntarios del CRAM.

Además, para mejorar su calidad de vida, se está estudiando diferentes opciones para poder crearle una prótesis y mejorar su bienestar en el centro.

Convertirte en padrino o madrina es una manera muy especial de contribuir a la conservación del medio marino. Con el apadrinamiento recibirás distintas ventajas:

  • Certificado de apadrinamiento personalizado.
  • Ficha con información de cómo llegó la tortuga al CRAM y su evolución.
  • Fotografías de la tortuga apadrinada.
  • Peluche de tortuga marina hecho con plástico reciclado  (a partir del segundo año enviamos un pequeño obsequio)
  • Podrás visitar el centro tantas veces como quieras para ver a tu tortuga apadrinada (previa reserva) en la modalidad de visita guiada. A partir del segundo año de apadrinamiento, puedes escoger otra de las actividades ofertadas.

¡Ayuda al CRAM en la conservación de las tortugas marinas! ¡Apadrina una tortuga!

A TENER EN CUENTA:

  • Se trata de una subscripción por lo que se renovará tu donación de forma anual. En el caso que solo quieras apadrinar una tortuga durante un año, desde tu cuenta del CRAM puedes cancelar la subscripción.
  • Solo realizamos envíos del pack de padrino/madrina a España.

Información adicional

Forma de pago

Anual

Idioma del Pack

Catalán, Español

Título

Ir a Arriba