Conviértete en embajador del cambio: Tú tienes el poder de escoger productos sostenibles con nuestros mares y océanos.

Actualmente 6 de las 7 especies de tortugas marinas están amenazadas a nivel mundial, siendo 3 de ellas de forma crítica. La caza furtiva, la pesca accidental, la pérdida de hábitat y la contaminación de los mares son algunas de las razones principales por las que la población de estos animales es cada vez menor.

La pesca accidental es la causa más frecuente por la que ingresan las tortugas en la clínica del CRAM. Gracias a diferentes programas de formación que realizamos con las cofradías de pescadores, éstos nos avisan de cuando una tortuga queda atrapada en sus redes para poder valorar el estado del animal. Sin embargo, la interacción pesquera no es su única amenaza. El diagnóstico de estas tortugas suele revelar un problema común: la ingesta de plásticos. Este hecho suele causarles bloqueos intestinales que pueden desencadenar problemas de salud, desnutrición, tasas de crecimiento reducidas, rendimiento reproductivo menor e incluso la muerte.

Aunque los problemas relacionados con la ingesta de plásticos son los más comunes, las artes de pesca perdidas y los envases desechados también pueden provocarles enmalles si se les enredan en las aletas o el cuello. En este caso, se reducen sus capacidades de natación y aumenta la probabilidad de que la tortuga se ahogue, sea más vulnerable a los depredadores o disminuya su capacidad para alimentarse. En el peor de los casos, el estrangulamiento acaba limitando el riego sanguíneo y se produce una necrosis que podría matar al animal.

Este peluche de tortuga marina está hecho a partir de botellas de agua recicladas. Al comprarlo estarás ayudando al CRAM a poder seguir realizando su tarea en la recuperación y conservación de estos fascinantes animales y a la vez estarás escogiendo un producto sostenible para nuestros mares y océanos. ¡Tú colaboración es indispensable!

  • Este peluche está hecho a partir de 16 botellas de plástico recicladas.
  • Dispone de diferentes certificaciones: testificación de seguridad (apto para todas las edades) y de uso de materiales reciclados PET (tanto las fibras como el relleno).
  • Los ojos y la nariz están bordados y la etiqueta colgante está hecha con papel reciclado con un cordón de algodón (en vez de la clásica etiqueta de plástico).
  • Tamaño: 30 cm