Anoche el equipo de Clínica y Rescate de la Fundación CRAM fue activado por la Guardia Urbana para dar asistencia a un delfín aparecido en el espigón que se encuentra al lado del Hotel W de Barcelona.

Se trataba de un delfín listado que nadaba de manera circular y salía a respirar muy frecuentemente. El acceso al animal no era posible por tierra y gracias a la colaboración de los bomberos de Barcelona, parte del equipo se pudo desplazar en lancha hasta donde se encontraba el animal. La fuerza del oleaje hacia que el animal se diera golpes contra las rocas, por lo que el objetivo principal era procurar un espacio tranquilo, acercándolo a playa, para poder garantizar una asistencia segura ya no solo para el animal sino también para el personal.

El animal estaba muy débil e iba perdiendo cada vez más fuerza a medida que pasaban los minutos. Lamentablemente, cuando ya nos estábamos aproximando a la playa, el animal falleció en nuestros brazos.

Queremos agradecer la colaboración de la Guardia Urbana, Policía Nacional y Bombers de Barcelona por su indispensable colaboración en la noche de ayer.

Los varamientos de cetáceos no suelen tener un buen pronóstico. Los animales pueden llevar semanas sin la protección del grupo, sin poder alimentarse y cuando llegan a la costa lo hacen en unas condiciones muy desfavorables para conseguir su recuperación. A pesar de esto, es fundamental procurarle un espacio tranquilo y controlado, y ofrecerle una asistencia adecuada que vele por su bienestar.

Gracias a todo el equipo del Área de Clínica y Rescate así como a los voluntarios y voluntarias del CRAM, que ayer se desplazaron para ayudarnos, por no perder la esperanza, por vuestro esfuerzo y absoluta dedicación.

Tu ayuda es indispensable para realizar nuestra tarea asistencia a fauna marina protegida

¡Quiero colaborar!