El jueves recibimos aviso de captura accidental de tortuga marina, que ingresó gracias al aviso de la embarcación Lo Nou Xavo de La Ràpita.

Cuando llegamos a nuestro Centro de Recuperación, se procede a realizar una valoración de emergencia de la tortuga a la que se le pone el nombre de Fernando. A través de los rayos x podemos determinar que padece de embolia gaseosa grave, por lo que la tortuga ingresa en la cámara hiperbárica que tenemos en nuestro centro. También se le administra un tratamiento de fluidoterapia y analgesia. Fernando pesa 23 kilos.

Además, presenta gran cantidad de balanos en su caparazón y cabeza. En general, la presencia de balanos es algo natural, pero una alta presencia puede indicar una reducción de movilidad de la tortuga a causa de alguna posible patología. En el caso de encontrarse en cabeza o aletas sí que podría ocasionarles dolor.

Fernando mejoró su estado tras el tratamiento con la cámara hiperbárica y, en estos momentos, permanece ingresada en la UCI con el resto de tortugas que están bajo observación, recibiendo toda la atención personalizada que necesita: seguimiento veterinario, limpieza y alimentación.

Son ya 15 tortugas que han ingresado este 2024 y con tu colaboración nos ayudas con los tratamientos y alimentación que necesitan hasta su completa recuperación y reintroducción en el mar.

La asistencia de este ejemplar se ha realizado en el marco del proyecto SERVIMAR, apoyado por la Fundación Biodiversidad del MITECO a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por los fondos NextGenerationEU, la colaboración de la Generalitat de Catalunya y con fondos propios.