El sábado recibimos aviso por parte de una embarcación recreativa de una tortuga con problemas de flotabilidad en Llançà. Inmediatamente el equipo técnico del Área de Clínica y Rescate se desplazó hasta la zona para poder dar asistencia al animal.

Una vez llegado a nuestro Centro de Recuperación se realiza una valoración completa del animal y se observa que tiene los pulmones algo afectados, a pesar de no presentar signo de ahogo, ni ruidos respiratorios. Estamos pendientes de los resultados de su analítica para tener más información sobre su estado.

Además, tras varios días de su ingreso ha expulsado diferentes trozos de plástico siendo uno de ellos un tapón de una botella. Ingerir plásticos puede causarles bloqueos intestinales que pueden desencadenar graves problemas de salud, desnutrición, tasas de crecimiento reducidas, rendimiento reproductivo menor e incluso la muerte.

Eilat permanecerá bajo observación en nuestra UCI de tortugas recibiendo toda la atención diaria que necesitan gracias al personal técnico del Área de Clínica y Rescate así como de los voluntarios y voluntarias del CRAM.

Son ya 18 tortugas que han ingresado este 2024 y con tu colaboración nos ayudas con los tratamientos y alimentación que necesitan hasta su completa recuperación y reintroducción en el mar.

La asistencia de este ejemplar se ha realizado en el marco del proyecto SERVIMAR, apoyado por la Fundación Biodiversidad del MITECO a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por los fondos NextGenerationEU, la colaboración de la Generalitat de Catalunya y con fondos propios.