El lunes recibimos aviso de dos tortugas capturadas accidentalmente por red de arrastre por la embarcación Piñol y La Vallesa de La Ràpita. Gracias a su aviso, dentro de la campaña Pescadores a favor del mar, pudimos desplazarnos hasta el puerto para dar asistencia a ambos ejemplares.

La primera tortuga se llama APM? Y se trata de un ejemplar de 17 kilos. Tras realizarle una valoración de emergencia se puede determinar, a través de los rayos X, que padece de embolia gaseosa moderada por lo que esa misma noche ingresa en la cámara hiperbárica que tenemos en el centro para recibir el tratamiento que necesita. Además, se le administra un tratamiento de fluidoterapia y analgesia.

A la mañana siguiente, APM? Mejoró su estado tras el tratamiento con la cámara hiperbárica y, en estos momentos, permanece ingresada en la UCI con el resto de tortugas.

La segunda tortuga se trata de Valenta, una tortuga de casi 6 kilos y, tras las pruebas realizadas no se observa ninguna patología. De todos modos, estamos pendientes de los resultados de su analítica de sangre y permanecerá ingresada en la UCI de tortugas bajo observación.

Ambos animales recibirán toda la atención diaria que necesitan (alimentación, seguimiento y tratamiento veterinario, y limpieza) gracias al personal técnico del Área de Clínica y Rescate así como de los voluntarios y voluntarias del CRAM.

Son ya 24 tortugas que han ingresado este 2024 y con tu colaboración nos ayudas con los tratamientos y alimentación que necesitan hasta su completa recuperación y reintroducción en el mar.

La asistencia de este ejemplar se ha realizado en el marco del proyecto SERVIMAR, apoyado por la Fundación Biodiversidad del MITECO a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por los fondos NextGenerationEU, la colaboración de la Generalitat de Catalunya y con fondos propios.