El martes 19 de marzo recibimos aviso de dos tortugas capturadas accidentalmente por red de arrastre desde La Ràpita. Hoy te contamos la historia de la tortuga Martina, que gracias a la colaboración de la embarcación Espelta Manzano pudimos desplazarnos hasta el puerto para dar asistencia a ambos ejemplares.

Martina es una tortuga de 13 kg y tras realizarle una valoración de emergencia, se observa que presenta una parálisis de las aletas traseras. A través de los rayos X, se puede determinar que padece de embolia gaseosa grave por lo que esa misma noche ingresa en la cámara hiperbárica que tenemos en el centro para recibir el tratamiento que necesita. Además, se le administra un tratamiento de fluidoterapia y analgesia.

A la mañana siguiente, tras la cámara, no se aprecia una mejoría de su estado y se le realiza un tratamiento a base de oxigenoterapia y recibe un segundo tratamiento con la cámara hiperbárica.

Martina, aunque presenta cierta mejoría, sigue en un estado crítico y estamos muy pendientes de su evolución. Permanece ingresada en la UCI de tortugas y está recibiendo un tratamiento personalizado a base de fluidos y complejos vitamínicos, así como fisioterapia para ayudar con la recuperación de la movilidad de las aletas traseras. Ha empezado a presentar tonicidad muscular y sensibilidad en las aletas, por lo que nos da esperanza por su recuperación.

Son ya 29 tortugas que han ingresado este 2024 y con tu colaboración nos ayudas con los tratamientos y alimentación que necesitan hasta su completa recuperación y reintroducción en el mar.

La asistencia de este ejemplar se ha realizado en el marco del proyecto SERVIMAR, apoyado por la Fundación Biodiversidad del MITECO a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por los fondos NextGenerationEU, la colaboración de la Generalitat de Catalunya y con fondos propios.