El jueves 4 de enero ingresaba al Centro de Recuperación de la Fundación CRAM la tortuga Matilda, la segunda paciente del año. Matilda ingresaba gracias a la colaboración de la embarcación Piñol de La Ràpita, que dio aviso de captura accidental.

Cuando llegamos al centro se le realiza una valoración completa a Matilda, y a través de los rayos x, se determina que padece de síndrome descompresivo moderado, por lo que recibe el tratamiento que necesita gracias a la cámara hiperbárica que disponemos en nuestro Centro de Recuperación. También se le administra un tratamiento a base de analgesia y fluidoterapia.

Matilda ha sido toda una sopresa, ya que se trata de una antigua paciente del CRAM. Lo pudimos saber gracias al microchip que se les pone a todas las tortugas que pasan por el centro. Matilda entró en el año 2019 y se trataba de una tortuga de casi 7 kilos y, tras 4 años, pesa ahora ¡casi 24 kilos!

En estos momentos son 7 tortugas que permanecen ingresadas en la UCI bajo observación. Recuerda que tu colaboración es indispensable para que puedan recuperarse y volver pronto a su casa, ¡el mar!

La asistencia de esta tortuga marina se ha realizado en el marco del proyecto SERVIMAR, apoyado por la Fundación Biodiversidad del MITECO a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por los fondos NextGenerationEU, la colaboración de la Generalitat de Catalunya y con fondos propios.