Del total de 10 nidos que se han registrado en Cataluña, 5 han sido en el Delta del Ebro.

En el caso de este último nido que tenía un total de 86 huevos, 68 eran viables y han nacido un total de 63 tortugas marinas. Cabe recordar que debido a las lluvias registradas en septiembre y con la consiguiente bajada de temperaturas, la totalidad del nido fue trasladado como medida preventiva a las incubadoras de la Fundación CRAM.

El martes 10 de octubre se procedió a liberar a mar, en la misma playa de origen, a 61 de estas tortugas junto con técnicos y voluntarios del Parc Natural del Delta de l’Ebre. A continuación, se realizó una jornada de presentación de resultados de la temporada con todos los asistentes en el Centre Ictiològic del Parc Natural del Delta de l’Ebre a cargo de Nati Franch, técnica del Parc Natural del Delta de l’Ebre, Irene Álvarez de Quevedo del CT Beta de la Universitat de Vic y de Sílvia Giralt de la Fundación CRAM.

Las dos tortugas restantes formaran parte del proyecto de Head-Starting, donde serán criadas en cautividad temporal hasta que consigan un peso y tamaño óptimo para su reintroducción al medio natural, favoreciendo así la supervivencia de la especie y contribuir a estudiar estos hechos tan insólitos y cada vez más frecuentes en nuestras costas.

En el operativo han participado Técnicos del Departament d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural, Agents Rurals, el Centre Tecnològic BETA, la Fundación CRAM y técnicos del Parc Natural del Delta de l’Ebre.