En los últimos años se han incrementado de forma considerable los casos de anidación de tortuga marina, en particular los de la tortuga boba (Caretta caretta) en las playas del Mediterráneo Occidental. Cataluña es la comunidad autónoma española con más casos de puestas o intentos de puesta registrados hasta el momento

Es por ello por lo que, como sociedad, debemos estar preparados para identificar estos nidos y, sobre todo, saber actuar correctamente en caso de encontrarnos con uno. Detectar la puesta es sumamente importante para poder proteger los huevos hasta su eclosión.

A continuación, contamos caso por caso cómo funciona el proceso de anidación y cómo debemos actuar:

EN EL CASO DE ENCONTRAR UNA HEMBRA EN LA PLAYA

La anidación se trata de un proceso nocturno, donde la hembra de tortuga sale del agua para anidar. Sale de noche para que la oscuridad la proteja y realiza un gran esfuerzo para encontrar la mejor zona para realizar la puesta. Este proceso puede tardar entre 1-2 horas y una vez terminado la tortuga volverá al mar.

Es muy importante no molestarla para que pueda hacer la puesta con éxito y volver al mar.

¿Qué debes hacer tú?

  • Llamar al 112
  • No tocar ni molestar al animal
  • No hacer ruido
  • No hacer fotos con flash ni iluminar a la hembra
  • Alejarse de la zona mínimo 30 metros
  • No pisar los rastros

Llamando al 112 se activará el protocolo y los técnicos implicados se desplazarán a la zona.

EN EL CASO DE VER UN RASTRO EN LA ARENA

La hembra de tortuga que sale a playa a realizar una puesta deja un rastro en la arena de unos 70-80 cm de ancho, muy similar al que dejaría una rueda de camión o tractor. Este rastro dibuja en la arena un semicírculo, indicando el camino por el que la tortuga ha salido del agua y por el que ha vuelto a entrar.

Si estás paseando por la playa a primera hora de la mañana y te encuentras con un rastro similar es muy importante no pisarlo para poder encontrar el lugar donde la hembra de tortuga ha hecho la puesta.

¿Qué debes hacer tú?

  • Llamar al 112
  • No pisar el rastro
  • Evitar que otras personas pisen el rastro y tomar fotografías por si se borran

EN EL CASO DE VER UNA CRÍA O CRÍAS DE TORTUGA EN LA ARENA

Entre agosto y octubre se produce lo que se llama proceso de eclosión y emergencia, es decir, cuando las crías de tortuga salen del huevo y emergen del nido. La eclosión dura unos 4 días y sucede debajo la arena, dentro del nido, y es el proceso en el que las tortugas rompen el huevo. El proceso de emergencia es un proceso muy delicado y sucede de noche o de madrugada. Es en este momento en el que las crías de tortuga salen de la arena para ir hacia el mar, venciendo la gran cantidad de arena que hay desde el nido hasta la superficie de la playa. Este proceso puede durar hasta 7 días, hasta que todas las crías hayan salido. La primera noche se conoce como “emergencia masiva” puesto que suelen salir muchas crías de golpe como mecanismo de supervivencia.

Las tortugas se guían por el sonido del oleaje y el reflejo de la luz de la luna en el agua y, debido a la contaminación lumínica de nuestras playas, algunas crías pueden confundirse e ir hacia el paseo marítimo y no hacia el agua.

Si estás caminando por la playa tanto de madrugada como a primera hora de la mañana y te encuentras con alguna cría de tortuga marina es muy importante llamar al 112 de inmediato.

¿Qué debes hacer tú?

  • Llamar al 112
  • Seguir las indicaciones del personal técnico
  • Delimitar la zona en la medida de lo posible

Descárgate el poster que hemos preparado para que puedas compartirlo y/o colgarlo en tu establecimiento y así poder informar a más gente sobre cómo actuar correctamente ante estos eventos cada vez más comunes en nuestras playas.