El 29 de diciembre recibimos aviso de 2 tortugas por parte de los pescadores de las embarcaciones Espelta Manzano y Lo Cacharro de La Ràpita, embarcaciones colaboradoras de la campaña Pescadores a favor del Mar.

La paciente 53 se llama Altea y es una tortuga de 8 kilos de peso. En el momento de ingreso se le realiza una valoración de emergencia y se determina que padece de síndrome descompresivo muy grave, por lo que recibe el tratamiento que necesita gracias a la cámara hiperbárica que disponemos en nuestro Centro de Recuperación. También se le administra un tratamiento a base de analgesia y fluidoterapia.

La paciente 54 se trata de una tortuga de 14 kilos y, a nuestra llegada a puerto la tortuga ya había fallecido. En el Centro de Recuperación se determina que también padecía de síndrome descompresivo muy grave.

Altea permanecerá ingresada en la UCI de tortugas con el resto de pacientes que hay en estos momentos en recuperación y recibirá toda la atención diaria que necesita gracias al personal técnico del Área de Clínica y Rescate así como de los voluntarios y voluntarias del CRAM.

¡Recuerda que juntos conseguimos más! Con tu donación nos ayudarás a que tortugas como Altea puedan recuperarse pronto y volver al mar.

La asistencia de estas tortugas marinas se ha realizado en el marco del proyecto SERVIMAR, apoyado por la Fundación Biodiversidad del MITECO a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por los fondos NextGenerationEU, la colaboración de la Generalitat de Catalunya y con fondos propios.